En España se come mucho arroz mucho en comparación con otros países en Europa. Y se comen verduras, pescados, carne, frutas… todo tipos de alimentos. Este estilo de la comida española es muy familiar para los japoneses.

A los japoneses nos gusta comer comida saludable, la que tiene varios tipos de nutrientes. Además, por encima de todo, Valencia es el origen de la Paella, que es una de las comidas más populares en España. En japón también, hay muchos restaurantes españoles, donde podemos probar la paella, y nos gusta mucho.

 

Yo cocinando la paella en el curso de Horta Viva

 

En general, la paella que es conocida por todo el mundo está hecha con marisco. Pero originalmente la Paella está hecha con la carne de pollo y conejo, que se llama paella valenciana. En Valencia, hay unas arrocerías donde podéis comer varias paellas. Son los restaurantes especializados en arroz. Cuando mis amigos vinieron de Japón a Valencia, les invité a una paella valenciana. Ellos conocían sólo la paella de marisco, como yo antes, y querían probarla. Aunque me la pidieron, yo les recomendé que probaran la valenciana Y una vez empezamos a comerla, nos la comimos entera sin hablar porque estaba riquísima. Después de la cena me dijeron que esa paella era la mejor en su vida. Estas palabras me ponían muy contenta, y ahora estoy orgullosa de la paella valenciana. Yo creo que deberíamos promocionarla más a todo el mundo.

 

Mi paella, ¡estaba buenísima!

 

Aunque la manera tradicional de hacer buen paella es un poco complicada y tarda mucho tiempo más o menos 3 horas, saber cocinar la paella podría ser tu habilidad especial. A lo menos en mi caso, aprender una cosa nueva ha resultado una especialidad nueva. Cuando hice el curso de paella cooking en Horta Viva, presté mucha atención a la paella y yo le dí la vuelta con demasiada frecuencia. Eso no es bueno para una buena paella. Lo más difícil era vigilar la paella, pero al mismo tiempo, no mezclarla mucho ni darle la vuelta mucho. Al final, yo supe la frecuencia ideal y hicimos la paella riquísima.

Como me había imaginado, la paella que hice yo misma era buena especialmente. El proceso, que necesitaba unas horas y mucha atención, haría la paella más rica y con el sabor profundo. Para los extranjeros, la experiencia de hacer la paella valenciana en Valencia será una de las memorias únicas e inolvidables en su vida.

 

En el estilo de vida mediterráneo es muy importante comer en buena compañía.

 

Además a mí me gusta la cultura española de comer juntos. Normalmente los españoles no comen solos, ya que se consideran que una acción de comer es hablar con otras personas, no es sólo tomar la alimentación. Incluso si comes solo,  pareces muy triste y solitario. Como en España no hay muchos lugares para tomar una comida sola, no sabía qué comer fuera de casa cuando viné aquí. Hasta en la cafetería, hay mucha gente en grupo, con amigos, familias o al menos con gente conocida.

Por otra parte, en Japón hay muchos restaurantes y cafeterías donde solemos comer solos. Por eso la situación aquí me dejaba perpleja un poco. Pero con el tiempo que llevo aquí, me he acostumbrado a comer con la gente. Y ahora casi todos los días como con los compañeros de piso todo lo posible. La paella es sobre todo una comida popular para el fin de semana con toda la familia. En el curso que tuve con Horta Viva, también comimos juntos con 7 personas, charlando muchas cosas durante 2 o 3 horas (o más). En español hay una palabra “sobremesa” que significa el tiempo para hablar, tomar café y postre después de la comida.

 

Para el postre hicimos buñuelos de calabaza, una receta tradicional valenciana para fallas

 

Los japoneses también tenemos ese tipo de tiempo después de cenar y tomamos té y hablamos, pero no es tan largo como aquí. Esa manera de comunicación con la gente me parece muy importante y preciosa en esta época de telecomunicación. Así que me encanta la paella y la cultura de comerla en Valencia.

Mizuki Sakamoto
Estudiante japonesa en Valencia